Sí es de mi incumbencia


Llevo unos días haciendo, como dicen por ahí, “trolleo educado”. Lo que en cristiano es  “ser una mosca cojonera”. Le ha tocado a Oña, a Esperanza Oña. Alcaldesa de Fuengirola (Málaga), Vicepresidenta segunda del Parlamento Andaluz y exportavoz del PP-A.

Todo surge de una pregunta que le hago a la alcaldesa por Twitter (@esperanzaona), ¿a qué se dedica la empresa, de la que usted tiene acciones, y que se llama Hispánica S.L.?

La callada por respuesta, un día tras otro. Se meten por medio la Concejala de Igualdad (@luzpuent) que me llama “troll maleducado”, se mete por medio la Concejala de Educación y Empleo (@CarDiRu) que me pide que respete a Oña y la Concejala de Organización Interior (@IsabelGnlez) que me dice que acoso a la alcaldesa por diferencias indeológicas.

Troll, falta de respeto y ataque ideológico… y sólo por preguntar a qué se dedica la empresa de la que tiene 3.038 euros en acciones.

Y la alcaldesa contestó: “A algo absolutamente legal que no es de su incumbencia”Excusatio non petita, accusatio manifesta.

¿Y a qué se debe mi insistencia? Resulta que Hispánica S.L. está involucrada en la trama Gürtel y en el caso Bárcenas.

El Juzgado Central de Instrucción número 5 cree que el Ayuntamiento de Pozuelo (PP) concedió “adjudicaciones irregulares” a Hispánica S.L. por 1.917.520,50 euros y por el que la trama Gürtel percibió 49.591 euros.

La constructora Hispánica, figuran en la contabilidad secreta que manejaba Luis Bárcenas como donantes de hasta 200.000 euros al Partido Popular.

Pues yo quiero saber a qué se dedica la empresa de Oña… no vaya a ser que se llame igual la empresa y no sea esta. Pero no… no es algo de mi incumbencia.

Dice Oña que eso es “su vida privada” y que “no me asiste ningún derecho” para preguntarle. De vida privada nada, su declaración de bienes es pública.

Añade que “todo lo que he respondido no tenía por qué hacerlo”. ¿Qué no? ¿por qué no?

En la “discusión twittera” surgen espontáneos con argumentos muy pobres como el de @cristoperez03: “lo q ya nos falta es q no se pueda tener aspiraciones en la vida y querer prosperar”.

Y curiosa es la explicación de @VictorFuengi que dice que todo se debe a “un error en una letra del nombre de esa empresa”. ¿Un error? En el BOJA n2 249 del 21 de diciembre de 2012 se recoge una corrección de la declaración de bienes de Oña y es que, en vez de 30.380€ en acciones, tiene sólo 3.030€.

Le digo al defensor en cuestión que nada se dice del “error en una letra” y me constesta diciendo que es “su humilde opinión”. ¿Un error en la declaración de bienes es opinable? Es o no es error, pero nunca es una opinión.

En fin, lo que empezó por una simple pregunta, ya huele raro… ¿por qué se niega a decir a qué se dedica la empresa? ¿por qué se niega a decir el CIF de la empresa? Todos esos son datos públicos, ella es nuestra representante en las instituciones. ¿Qué le cuesta hablar? ¿Por qué contesta tweets pero no da la información que se le pide?

Quien calla, ¿otorga?

Más sobre Eperanza Oña…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s