Venceremos, como en el 39


IMG-20140108-WA0000

La imagen que presenta la entrada es un tuit emitido – vomitado quizás – por un escultor sevillano, perteneciente a los sectores más reaccionarios y fascistas de la ciudad, en respuesta al periodista de ABC de Sevilla (¡oh sorpresa!) Romualdo Maestre” . ¿A qué viene este mensaje tan conciliador?

Durante los últimos días la actualidad sevillana gira en torno a un lamentable incidente, pues un grupo de descabezados decidió meterle fuego a una iglesia sevillana. La gente se aburre mucho y está muy trillada de la cabeza… Estas cosas suelen entretener mucho al personal, carente de noticias de rigor en las vacaciones de la navidad, a lo que hay que sumar la inactividad real (por incapacidad supongo) de nuestro alcalde – redentor, y además sirven para enervar a los espíritus más sensibles, que en alardes de imaginación sin precedentes (chiste) empiezan a decir que estamos ya como en el 36. La vuelta a las andadas.

Los autores de dichos actos lo mismo no han valorado que hay mil formas de manifestar el desprecio y rechazo a los valores católicos, desde manifestaciones a hacer bonitas pancartas. Este tipo de actos sólo sirve para reforzar la unidad interna de los grupos más reaccionarios y dictatoriales que pululan en torno a las supuestas bondades del credo cristiano, además de ayudar a esa graciosa idea de la Iglesia perseguida, los curas asesinados en la Guerra Civil y bla, bla, bla.

Frente a ellos, los de siempre. Los que hablan del 36 deberían recordar que la República fue vencida en marzo – abril del 39, pero que Franco siguió matando hasta poco antes de morir. Datos y tal… Por no mencionar que el contexto socioeconómico, aunque determinados sectores de la Iglesia sigan anclados en esa época, no es el mismo que en los años 30. La Segunda República tuvo la mala suerte de nacer en el período de entreguerras, con todo lo que eso conllevó… Lo gracioso es que a muchos de los que apelan a los trágicos acontecimientos del 36 (nunca incluyen ahí los asesinatos cometidos por los fascistas) les encantaría vivir aún en el régimen surgido del golpe de estado de julio de ese mismo año, aunque ahora se las den de demócratas. Cosa que, lamentablemente, muchos de ellos no son ni por asomo. Siguen pensando en la Victoria, en que se repita lo mismo. Aunque me da a mi que ni Alemania ni Italia estarían por la labor de ayudarles…

El atentado, pues otro nombre no puede merecer un acto como este, no puede ser más que condenado y criticado, al igual que las pintadas que se hacen sobre fachadas de edificios. Amenazar, ya sea a católicos, twitteros, inmigrantes u homosexuales no está bien. A mi no me gusta nada el pensamiento de la Iglesia Católica, no comparto su anticuado modo de entender la realidad, la vida, el aborto, los matrimonios homosexuales, ni que a mucho de sus fieles les gustaría volver a los principios propios del Concilio de Trento, que convertía a nuestro bonito país en Luz de Trento, Martillo de herejes y Espada de Roma. Por eso nisiquiera entro en sus edificios si puedo evitarlo.

No por ello, claro está, dejo de valorar el contenido artístico e histórico de dichos edificios. Sin ser yo un entendido en esta materia, como en ningún otro asunto, vamos a ser sinceros, creo que el templo atacado goza de un gran valor artístico, pues si no me equivoco, y es posible que sí, es de un estilo muy característico sevillano, lo que algunos autores definen así como el mudejar popular, que se da sobre todo en nuestra ciudad, y que es muy bonito y llamativo por la mezcla de elementos. Algunos elementos musulmanes, por cierto.

No soy católico, como tampoco soy musulmán, judío, osiríaco o jedi. Todas las religiones, todas, me parecen lo mismo: parte organizada de la superestructura ideológica que se dedica a dar soporte a las situaciones de explotación propias de cada civilización y época histórica, que enfrentan a los hombres y oprimen su libertad. Pero no por ello voy atacando edificios de ningún tipo, ni iglesias, templos griegos o egipcios, ni… mezquitas.

Por eso tampoco me importa que construyan iglesias, templos griegos, egipcios, sintoistas, ni… mezquitas.

Incido en esto de las mezquitas, ya que si hablamos de respeto a los sentimientos religiosos de los ciudadanos es necesario recordar que muchos de los que ahora se rasgan las vestiduras, y con razón, por estos atentados diciendo que son ataques contra las creencias religiosas de la gente y valores eternos y tal y cual… son los mismos que aplaudían hasta con las orejas cuando un grupo de fascistas sevillanos (que estamos descubriendo últimamente que abundan) enterraban cabezas de cerdos en el solar donde la comunidad musulmana sevillana quiso construir una mezquita. Puede incluso que algunos de los que aplaudían esto y se rasgas las vestiduras hoy, formaran parte del valiente comando que enterró la cabeza del cochinito en San Jerónimo. Quién sabe…

Aquí enlazo la noticia: http://elcorreoweb.es/2010/04/27/un-grupo-ultra-entierra-un-cerdo-en-el-suelo-de-la-mezquita-para-invalidarlo/

Vemos pues que algunos quieren el respeto sólo para sus creencias religiosas, no para los demás. Yo, a diferencia de los ultras, pido y defiendo el respeto para todas las religiones, sin gustarme ninguna lo más mínimo, siempre que se muevan dentro del ámbito de la legalidad. El mismo respeto que pido para aquellos que diciéndose firmes defensores de los principios del catolicismo ganan dinero a costa de los divorcios express que acaban con los matrimonios, algo que creo que a la Iglesia Católica Apostólica y Romana no le debe hacer mucha gracia. Vamos, eso creo.

En el capítulo de varios quiero agradecer a mis amigos de Ademan y todo el colectivo de cuentas trolls que regentan el cariño que a diario me demuestran a través de Twitter, mediante insultos y amenazas. No sé si me dan más pena que asco, pues ni trollear saben, pero hacen esto del internet muy entretenido. Según ellos somos responsables de todo lo que pasa en Sevilla desde que publicamos una entrada denunciando todo su entramado de asociaciones subvencionadas, sindicatos y plataformas ciudadanas. Pero lo más gracioso es que somos responsables también de cosas que pasaron muchos meses antes de publicar dicha información (que por cierto se encuentra en internet a disposición de todo aquel que quiera buscarla).

Así supongo que la muerte de Mola y de Sanjurjo, de Prim, la derrota de Trafalgar, la pérdida de Gibraltar, la independencia de América Latina, la quema de Juana de Arco, el Cisma de Avignón, el Cisma de Oriente, la Batalla de Guadalete, la muerte de Viriato, por no decir la caída de las ciudades fenicias en manos de los asirios son culpa nuestra. Si se os ocurre algo más que achacarnos no dudéis en informarnos.

Pero no, oye, en serio. Gracias. Porque gracias a vosotros hemos batido todos nuestros records de visitas. La famosa entrada, por poner un ejemplo, ha recibido más visitas que asistentes han tenido la mayoría de actos organizados por algunas asociaciones culturales sevillanas. Ademán, por poner un ejemplo. En fin, que me voy a la valiente librería Beta Imperial a comprar un par de libros. Salud.

Sinceramente vuestro, @zoser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s